Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático en España

Se encuentra usted aquí

MONTADO-ADAPT - Sistema Integrado de Gestión de Dehesa – Área piloto L5.- La finca Casablanca

Autor de la imagen: LIFE MontadoAdapt/Fototeca CENEAM

 

Supone un proyecto de fomento a la adaptación de dehesas o montados, sistemas seminaturales extensivo de formaciones arboladas dispersas, dominados por quercíneas y mantenidos por la actividad humana, que combinan actividades agrícolas, ganaderas y forestales, y que caracterizan los paisajes del Sur de la Península Ibérica. 

Su principal objetivo es atenuar las consecuencias del cambio climático promoviendo la adaptación en estas propiedades, mejorando su sostenibilidad desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

La adaptación a través de los SIGDs se basa en la diversificación de cultivos, considerando no sólo el terreno y otros aspectos endógenos, sino las condiciones climatológicas, incrementado su capacidad productiva, evitando fluctuaciones anuales de su sostenibilidad y reduciendo la desertificación ambiental y demográfica.

El proyecto apoya a propietarios y gestores interesados a implementar estos SIGDs en sus propiedades.

 
Descripción Caso de Estudio
Retos: 

Los escenarios climáticos previstos para la Península Ibérica en los próximos años revelan un aumento de la temperatura media, así como de los episodios de sequía, y la disminución de las precipitaciones y las heladas, tanto en términos de cantidad como de frecuencia de suceso.

Estas predicciones son especialmente preocupantes para los sistemas montado/dehesa, que ya muestran signos de declive, lo que acentúa la urgente necesidad de comprender y anticipar sus efectos, y de buscar formas de adaptación para conservar su supervivencia y modos de vida asociados, no siendo posible su sostenibilidad con los sistemas de gestión usados hoy en día. 

En base a estas premisas, Life Montado-Adapt establece como prioridad la adaptación progresiva a las actuales y futuras condiciones climáticas y sus consecuencias en las regiones del Alentejo (Portugal), Extremadura y Andalucía (España). El proyecto ha supuesto el desarrollo de un Sistema Integrado de Gestión de Dehesa (SIGD), aplicado particularmente a cada una de las 12 áreas piloto seleccionadas, implementando todo un conjunto de estrategias de adaptación basadas en los tres pilares de la sostenibilidad: medio ambiente, sociedad y economía. 

El caso que se presenta, corresponde al SIGD desarrollado e implementado en la Finca Casablanca, ubicada en el T.M. de Oliva de Plasencia (Cáceres), referido al área piloto L5 del proyecto.

La finca tiene una superficie total de 415 ha, aplicadas según la siguiente distribución:

  • praderas de siega……………………...   75 ha

  • alcornocal en producción…………..   66 ha

  • pasto arbolado (fresnos y robles).  15 ha

  • olivar ecológico certificado….…….   6,5 ha

  • dehesa de encina……………………….   259 ha (30-40 pies/ha)

La finca es desde 1860 una dehesa privada, en la que tradicionalmente se realizaba un uso racional, con una gestión respetuosa con el medio ambiente, dedicada a labores agrícolas y ganaderas, en la que se practicaba la trashumancia estival hacia la sierra de Béjar y Candelario, donde permanecían los animales hasta noviembre o diciembre, en función de la otoñada.

En los años 70, se abandonan estas prácticas, se aumenta la presión ganadera y se deja de practicar la trashumancia, empezando a observarse el deterioro de la finca.

Actualmente la finca Casablanca presenta en general una densidad de arbolado adecuada y con buen estado de salud, incluso de aquellos árboles que han sido podados. Sin embargo, para poder mantener la masa en estas condiciones, se debe mejorar la regeneración natural ya que en algunas áreas no existe arbolado joven, y donde existe, está recomido por el ganado, lo cual indica una alta presión ganadera.

La finca se sitúa a unos escasos 6 km de la autovía A-66, con una buena localización en cuanto a cercanía a vías de comunicación.

Su arbolado está dominado por la encina (Quercus ilex subespecie ballota L.) y el alcornoque (Quercus suber L), que en base a los datos climáticos esperados en los próximos años, se encuentra en riesgo de desaparición.

El estrato herbáceo en la zona de estudio es relativamente diverso, aunque es particularmente pobre en plantas leguminosas. No obstante, su biomasa y el carbono capturado son elevados (44,22 y 21,05 tm/ha respectivamente) como resultado de la buena densidad y estado de salud del arbolado. 

Los principales suelos en la finca en general son regosoles dístricos derivados de granitos, poco desarrollados, poco profundos, con textura medio gruesa, y con horizonte superficial ácido. En las vaguadas existen también suelos con textura fina que presentan encharcamientos temporales.

Presenta una buena diversidad de invertebrados, con clara dominancia de escarabajos (Coleoptera), seguidos por Himenópteros (Hymenoptera) y arañas (Arachnida).

Respecto a aves, Casablanca es una de las zonas con mayor número de especies observadas, aunque las de carácter forestal en particular no son elevadas. Por ello, es importante su recuperación mediante regeneración natural de arbustos.

A nivel de hongos-setas, en la finca se localizan hasta 12 especies, de las cuales sólo 1 es comestible (Macrolepiota procera), aunque con escaso valor comercial, presentando una mayor abundancia de especies saprófitas que micorrízicas, lo que indica que se encuentra en malas condiciones en este sentido. Se debería por tanto incrementar la presencia de especies ectomicorrízicas, llevando a cabo acciones como colocar cercas de exclusión del ganado, promover la regeneración natural, y mejorar la cobertura permanente del suelo.

Frente a estas circunstancias y consideraciones, la finca afronta los siguientes desafíos principales:

  • Mantener la productividad y rentabilidad de la ganadería.

  • Mantener la calidad, la producción, y la biodiversidad de forraje.

  • Promover la regeneración del arbolado productivo.

  • Controlar la presencia de plagas (orugas defoliadoras, insectos xilófagos).

  • Detener el decaimiento del arbolado.

  • Preservar la conservación del agua y del suelo.

  • Fomentar, conservar e incrementar la biodiversidad.

 
Objetivos: 

El SIGD es un enfoque gradual e integrado, diseñado a nivel de finca, para aumentar de manera equilibrada la adaptación económica, social y ambiental del montado/dehesa a los cambios del clima esperados. 

Su diseño a nivel de cada una de las 12 áreas piloto afectas se realizó durante los años 2017 y 2018, comenzando su implementación en otoño de 2018.

Los pasos dados para lograr el diseño final del SIGD de cada área piloto fueron los siguientes:

  • Definir las características y limitaciones específicas de la finca y su manejo.

  • Capacitar a los agricultores y socios en temas relevantes para la definición e implementación del SIGD.

  • Conocer el estado actual de la finca montado/dehesa, analizando modelos climáticos, imágenes aéreas, estudios de mortalidad y biodiversidad, presencia de fitófora (Phytophthora cinnamomi), …

  • Definir las metas y objetivos de la finca, para guiar el camino de adaptación a seguir.

  • Definir las estrategias de adaptación a implementar (económicas –productos/servicios- , ambientales y sociales), así como dónde hacerlo.

  • Definir las especies a utilizar, teniendo en cuenta su potencial de mercado y su adaptabilidad a los escenarios climáticos esperados.

  • Identificar las medidas de adaptación que se utilizarán en la aplicación de las estrategias sobre el terreno.

  • Planificar la implementación, es decir, definir el modelo de plantación y los materiales a adquirir, presupuestar, solicitar el material y los servicios, y preparar el terreno.

Los SIGDs diseñados para cada finca comprenden 5 objetivos fundamentales:

  1. Diversificar la producción vegetal, alternando cultivos agrícolas con cultivos forestales.

  2. Optar por cultivos y variedades económicamente interesantes, que sean más resistentes a las condiciones adversas derivadas del cambio climático.

  3. Actuar conforme a los estándares internacionales, de cara a la certificación de los productos obtenidos.

  4. Mejorar la fertilidad del suelo, a través de diferentes técnicas como fertilizantes verdes, micorrización y mejoras de cultivos, entre otras acciones.

  5. Diversificar productivamente las fincas, por medio de la producción-elaboración de bio-productos y eco-servicios.

En el caso de la finca Casablanca, el Consejo de Administración del Grupo Casablanca-Cáparra, propietario de la misma, mediante una adecuada gestión agrosilvopastoral, aspira a:

  • Lograr una dehesa rentable mediante la diversificación de diferentes actividades productivas y medios de vida, fundamentalmente agricultura, ganadería y turismo.

  • Mejorar los valores y servicios ambientales que la dehesa genera para la sociedad, en concreto biodiversidad, fijación de carbono, fertilidad del suelo y paisaje.

Soluciones: 

La finca está en enclavada en una comarca con importantes valores naturales, botánicos, faunísticos y paisajísticos, así como culturales (el yacimiento arqueológico de Cáparra fue, hasta su expropiación, parte de la propia finca).

No resulta difícil observar en ella especies de fauna estrictamente protegida como la cigüeña negra, la grulla o distintas aves rapaces, aunque sin embargo, no se encuentran bajo ninguna figura de protección especial.

La explotación tiene el certificado de agricultura ecológica lo cual garantiza de cierta forma la conservación de los valores naturales que la finca atesora.

Entre las acciones acometidas en la finca, destacan algunas fundamentales como:

  • Regeneración y diversificación del arbolado productivo

  • Promoción y protección de la regeneración natural, con ahoyados y alcorques, elementos de protección, compostado o biochar y riego de apoyo.

  • Plantación de material vegetal de calidad, a base de plantas o semillas locales:

    • plantación de 8 ha de arbolado de ribera y zonas húmedas (fresno, Fraxinus angustifolia y almez, Celtis australis)

    • plantación de 6,7 ha de madroños (Arbutus unedo), alcornoques (Quercus suber), majuelos (Crataegus monogyna), cornicabras (Pistacia terebinthus), perales silvestres (Pyrus bourgaeana),…

  • Aumentar la cantidad y calidad del alimento para el ganado: 

  • Gestión eficiente de recursos pascícolas, incrementando la superficie y producción de pastos, con preparación de terrenos y siembra con mezcla de semillas de tréboles, tremosillas y algunas otras gramíneas y leguminosas forrajeras (Trifolium sp., Lupinus luteus, Medicago polymorpha, Lolium multiflorum, Ornithopus sativus,..)

  • Incrementar y mejorar las aguas superficiales (1,1 ha)

  • Retención de agua en el paisaje favoreciendo la infiltración del agua en el suelo, con plantación de sauces (Salix sp.), fresnos, almeces y algunas arbustivas.

  • Mejora de la calidad del agua almacenada en charcas y lagunas, mediante instalación de plataformas o islotes con especies de vegetales con capacidad depuradora, como menta (Mentha sp.), lirios (Iris sp., Lilium sp.), carrizos (Phragmites sp.),…

  • Incrementar y conservar la biodiversidad natural:

  • Protección y promoción de la fauna silvestre, colocando cajas nido para aves insectívoras (aprox. 40 cajas).

  • Establecimiento de setos y plantaciones diversas (0,6 ha):

    • 300 m perimetrales de especies melíferas como majuelos, cornicabras y diferentes aromáticas (romero, cantueso, tomillo,…).

    • 5.000 m de especies arbóreas y arbustivas diversas, de tipo:

      • seco: alcornoques, perales silvestres, almendros, carrasquillas (Rhamnus alaternus) y retamas.

      • húmedo: almeces, madroños, majuelos,  enebros (Juniperus oxycedrus), cornicabras,…).

    • 800 m de algarrobos (Ceratonia siliqua) plantados a 5 m, intercalados con aromáticas.

  • Otros servicios y productos que permitan la diversificación de productos y medios de vida:

  • Fomento del turismo de naturaleza (rural, cinegético, observación de aves y caza fotográfica,…).

  • Aumento de la producción diversificada de alimentos y otros cultivos, en áreas agroforestales, como compost, setas, semillas, plantas aromáticas y medicinales, apicultura, leña, frutos secos,…

Importancia y relevancia de la adaptación: 

Las proyecciones climáticas para los próximos años predicen una aridificación del Suroeste de la Península Ibérica. En particular, en las zonas que actualmente están ocupadas por dehesas, los veranos serán más secos y calurosos, la sequía estival durará más y la probabilidad de olas de calor, precipitaciones tormentosas y periodos de escasez de lluvias aumentará. Además, el cambio climático también podría afectar a la salud animal, produciéndose un aumento de las muertes y enfermedades relacionadas con el clima.

Teniendo en cuenta que la dehesa es un sistema agrícola-ganadero extensivo, su mayor vulnerabilidad frente al cambio climático reside en su alta dependencia del agua de lluvia, tanto para consumo directo del ganado como para la producción de pastos. La reducción de las precipitaciones (hasta 100 mm/año) y el aumento de las temperaturas (hasta 4 ºC) conllevará, por tanto, una reducción de la capacidad de producción de pastos, bellotas y otros recursos de la dehesa.

En este sentido, para mejorar su capacidad de adaptación frente al cambio climático lo primero sería realizar un aprovechamiento eficiente de los recursos de la dehesa, lo que garantizaría su sostenibilidad y su resiliencia frente a eventos climáticos extremos (altas temperaturas > 39 ºC, olas de calor, reducción de heladas invernales,…).

Por ello, la implementación de diferentes medidas de adaptación e incluso mitigación como las propuestas en estos SIGDs suponen indefectiblemente una mejor conservación de los recursos que pueden ofrecer las dehesas, optimizando su gestión ganadera y la producción de servicios ecosistémicos, aumentando la diversidad de recursos explotables y mejorando su aprovechamiento.

Todas esas medidas (preparación y mejora de suelos, plantación y regeneración de la cubierta vegetal, incremento de la superficie y resiliencia de praderas, mejora de la infiltración de agua y de su calidad en charcas y/o lagunas de almacenamiento, fomento de la biodiversidad y explotación de nuevos servicios ecosistémicos) permitirán a las dehesas o montados estar mejor preparados para sobrellevar los impactos del cambio climático y adaptarse a ellos.

 
Detalles Adiccionales
Participación de las partes interesadas: 

El proyecto, coordinado por la Associaçao de Defesa do Património de Mértola (ADPM), cuenta con un equipo multidisciplinar que integra diferentes entidades técnico-científicas públicas y privadas, con o sin ánimo de lucro, así como propietarios y gestores de dehesas de España y Portugal:

Participantes:

  • Coordinación: ADPM - Associaçao de Defesa do Património de Mértola (Portugal)

  • Socios técnicos:

  • FSG – Forestry Service Group (Holanda)

  • UNEX - Universidad de Extremadura

  • UNAC - União da Floresta Mediterrânica (Portugal)

  • TERRADRONE (Portugal)

  • Fincas piloto:

  • Mata Nacional do Cabeçao – ICNF - Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas (Portugal)

  • Dehesa Boyal de la Piedra – Ayuntamiento de Villasbuenas de Gata

  • Herdade do Freixo do Meio – Sociedade Agricola do Freixo do Meio Lda. (Portugal)

  • Finca Casablanca – Grupo Casablanca-Caparra SL.

  • Mata Nacional de Valverde – ICNF (Portugal)

  • Dehesa del Guijo – Dehesa del Guijo SA.

  • Herdade do Azinhal – ANSUB - Associação de Produtores Florestais do Vale do Sado (Portugal)

  • Finca La Rinconada – Explotaciones Agropecuarias La Rinconada SA.

  • Herdade da Ribeira Abaixo – Ministério da Agricultura y FCUL (Faculdade de Ciências da Universidade de Lisboa).

  • La Atalaya – CAGPDS Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo de la Junta de Andalucía

  • Area Florestal de Sines – ICNF (Portugal)

  • Herdade da Coitadinha – EDIA - Empresa de Desenvolvimento e Infraestruturas do Alqueva SA. (Portugal)

  • Socios científicos:

  • INIAV - I.P. Nacional de Investigação Agrária e Veterinária (Portugal)

  • FCUL - Faculdade de Ciências da Universidade de Lisboa (Portugal)

  • UEVORA - Universidade de Évora (Portugal)

Como se ha referido anteriormente, la actuación desarrollada se refiere al SIGD implementado en la Finca Casablanca, ubicada en el T.M. de Oliva de Plasencia (Cáceres), referido al área piloto L5 del proyecto.

 
Interés del proyecto: 

El proceso de desarrollo e implementación del proyecto LIFE Montado-Adapt tiene 11 etapas, cuyo desarrollo permite la implementación exitosa de los sistemas integrados de gestión de dehesas en cada una de las áreas piloto del proyecto:

  1. Evaluación de las áreas piloto

  2. Definición de indicadores y situación actual

  3. Desarrollo de los sistemas integrados de gestión de dehesa (SIGDs)

  4. Capacitación de los propietarios/socios

  5. Implementación de los SIGDs

  6. Cooperación considerando el mercado

  7. Replicación en otras fincas interesadas

  8. Implementación de certificaciones en las áreas piloto

  9. Marketing para los productos derivados de los SIGD

  10. Evaluación de resultados

  11. Recomendaciones a autoridades públicas y difusión 

El proyecto se está llevando a cabo en 12 áreas piloto, una de las cuales es la finca Casablanca, propiedad del Grupo Casablanca-Caparra SL. Los resultados de Montado-Adapt serán divulgados a la conclusión del proyecto como ejemplos de modelos de adaptación.

Dichos resultados derivarán de la implementación de tecnologías de adaptación en un total de 1.250 ha de dehesa/montado, con intervenciones adaptadas a las condiciones específicas de cada finca, como en el caso referido de Casablanca. 

El primer grupo de resultados esperados se refieren a:

  • Lograr la implementación de los SIGDs en cada área piloto, específicamente desarrollados de acuerdo con las características y circunstancias de cada una.

  • Garantizar y mejorar las funciones de biodiversidad, incluyendo un aumento del 10 % la presencia de especies de aves y mariposas.

  • Restaurar la diversidad y complejidad estructural de la vegetación característica de estos hábitats, concurridos por el lince Ibérico.

  • Mejorar los beneficios socioeconómicos de las explotaciones, incluyendo por lo menos 8 fuentes de ingresos viables tanto para el mercado nacional como internacional, e incrementando la renta en 150 €/ha.

  • Mejorar el rendimiento en 1 FTE*/ 10 ha, incrementando la tasa interna de rentabilidad TIR en al menos un 6 %

(*) FTE: equivalente de tiempo completo (Full-Time Equivalent)

  • Contribuir a la mitigación del cambio climático, con una fijación de carbono de aprox. 1 tm CO2eq/ha.

El segundo grupo de resultados esperados se refieren a su replicación y escalado para ampliar el número de fincas que adopten estas tecnologías de adaptación, resultando en:

  • La transferencia de experiencias y conocimientos a otros propietarios interesados (11 socios del proyecto en transferencia a otros 11 propietarios), obteniendo una masa crítica total de 110 propietarios y aproximadamente 10,000 ha bajo SIGDs adaptados a cada propiedad.

  • La realización de una campaña de marketing para la promoción de los productos de la dehesa.

  • La preparación de un proceso de Certificación Grupal.

  • La creación de sinergias con entidades públicas y privadas para promover políticas y legislación benéfica para el desarrollo de la dehesa o montado.

  • La creación de redes de información y divulgación, con convocatoria de al menos 10 eventos de intercambio con responsables políticos y 10 encuentros con proyectos similares.

  • Otras actuaciones (web del proyecto, base de datos de contactos e investigaciones, artículos científicos, redes sociales, visitas, folletos,…).

Éxito y factores limitantes: 

Hoy en día, en la finca Casablanca se lleva a cabo una gestión silvopastoral integral, tratando de mantener los equilibrios ecológicos de la dehesa. La propiedad promueve y practica la agricultura y la ganadería ecológica, lo que implica una gestión ordenada de los recursos evitando los problemas que acarrea la sobreexplotación ganadera, como pueden ser la eliminación del renuevo de las quercíneas, majuelos y perales silvestres piruétanos, así como la eliminación de la capa arbustiva, entre otras cuestiones.

La finca cuenta con una regeneración extraordinaria en alguna de sus parcelas y es de las pocas dehesas donde aún se pueden ver asociaciones de quercíneas con majuelos y piruétanos. Gracias al extraordinario estado en el que se encuentra la dehesa, pueden encontrarse en la misma interesantes especies de aves. 

En relación a la actividad ganadera, realizan la transtermitancia entre Oliva de Plasencia y Hervás, trasladando en el periodo estival y hasta diciembre unas 30 cabezas de vacuno. Durante el resto del periodo aplican un plan de pastoreo holístico, apoyado en su diseño por la Fundación Transhumancia y Naturaleza con el cual pretenden llevar a cabo un pastoreo compatible con un aprovechamiento racional de los recursos de la dehesa, manteniendo el ganado en parcelas y moviendo de forma ordenada sin que se lleguen a comprometer en exceso los recursos de las mismas.

Siguiendo el Plan de Prevención de Incendios Forestales, en la finca se llevan a cabo podas de las quercíneas, así como la retirada de corcho. Toda la finca cuenta con un área cortafuegos en el perímetro de la misma y cuenta con numerosos caminos y puntos de agua.

Finalmente, Casablanca desarrolla una actividad de turismo rural, disponiendo de casa rural al efecto y realizando rutas ecoturísticas por la dehesa e incluso visitas al yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Cáparra, adyacente a la finca, que además está dividida por la Vía de la Plata (Camino de Santiago) que discurre por ella en el tramo coincidente con la Cañada Soriano-Occidental. Estas actividades se encuadran en su Plan de gestión de la actividad turística, el cual es regulado por la Dirección General de Turismo de Extremadura.

Entre los recursos que produce destacan:

  1. Forestales:

  2. corcho (900 qm en la última saca)

  3. leña (alrededor de 25.000 kg/año)

  4. montanera (bellota de encinas y alcornoques), utilizada para el engorde de 125 cerdos

  5. miel, con 150 colmenas dispuestas de Octubre a Junio

  6. Agrícolas:

  7. praderas para obtención de heno para alimentación del ganado en épocas desfavorables (75 ha)

  8. olivar ecológico para la producción de aceite (6.5 ha)

  9. Ganaderos:

  10. ganado vacuno (135 vacas nodrizas de raza autóctona avileña y berrenda en negro)

  11. ganado porcino ecológico (14 cabezas certificadas de cerdo ibérico)

  12. engorde de cerdos con bellota durante la montanera (125 cerdos) 

La finca dispone además de una concesión de aprovechamiento de agua del río Ambroz de 0,25 l/seg y cuenta con 2 lagunas artificiales grandes, 6 charcas y 1 fuente natural. Dentro de la misma discurre además un arroyo estacional llamado Charcos Blancos. Todos los recursos hídricos son empleados para el ganado y la explotación agro-forestal.

En cuanto a otras infraestructuras, la finca cuenta con antiguas porquerizas y 1 chozo de pastores, todo ello restaurado gracias a este Proyecto Life.

 
Presupuesto, tipo de financiación y beneficios adicionales: 

El coste total del proyecto asciende a la cantidad de 3.439.746 €, de los que 2.051.538 € son financiados por la Unión Europea a través de su programa LIFE15 CCA/PT/000043. 

El presupuesto dispuesto para las actuaciones implementadas en el área piloto L5 de la finca Casablanca, asciende a la cantidad final de 115,316 €.

 
Aspectos legales: 

En relación con el proyecto, existen tres vías principales de actuación frente al cambio climático, planteadas y/o acometidas en Casablanca:

  1. Aumentar la resiliencia climática a través de migración asistida, utilización de genotipos adaptados y gestión adaptativa

  2. Diversificar rodales mediante la plantación de otras especies nativas

  3. Convertir rodales a través de la plantación de especies no nativas

Y estas vías, se hallan afectadas por diferentes normativas, tanto de ámbito general como específicas, a saber:

  • Normativa nacional/regional:

  • Ley 10/2006 de 28 Abril que Modifica la Ley 43/2003 de 21 de noviembre, de Montes

  • Ley 42/2007, de 13 de Diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que determina 6,310 dehesas perennifolias de Quercus spp. como hábitat natural de interés comunitario

  • Decreto 111/2015 de 19 de Mayo, que modifica el Decreto 13/2013, de 26 de Febrero, por el que se regula el procedimiento administrativo para la realización de determinados aprovechamientos forestales y otras actividades en la Comunidad Autónoma de Extremadura

Estas legislaciones prohíben la introducción de especies no nativas, aún cuando adaptadas a las condiciones climáticas futuras (vía 3) y condicionan las densificaciones o reforestaciones a especies forestales, nativas (vía 2). De esta forma queda excluida la diversificación con recurso a especies nativas como el madroño, pistachos, almendros, acebuche y olivos y otras con potencial como Cytisus proliferus y Medicago arbórea.

  • Normativa específica:

  • La autoridad de control y certificación ecológica en Extremadura es la Dirección General de Agricultura y Ganadería, perteneciente a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, de la Junta de Extremadura, que en el ámbito de sus competencias, prohíbe la plantación o siembra de especies no certificada en ecológico aún cuando no existan en el mercado y aún a pesar de gestionar respetando la norma.

Esto ha obligado a retirar área certificada en la finca y así, a reducir los productos comercializados bajo este modo de producción.

 
Tiempo de implementación: 

Para el desarrollo de este proyecto LIFE Montado-Adapt, se estima un tiempo de implementación de 5 años, habiendo iniciado sus actuaciones con fecha 01 de Septiembre de 2016 y teniendo previsto su término con fecha 01 de Septiembre de 2021.

Informacion de contacto
Contacto: 

María Bastidas

Coordinación del Proyecto

ADPM – Associaçao de Defesa do Património de Mértola

Largo Vasco da Gama S/N
7750-328 Mértola (Portugal)

Correo electrónico: ambiente@adpm.pt 

Referencias bibliográficas/Fuentes: 
  • Carvalho S. 2017. Finca Casablanca. Ficha informativa L-5. CCIAM/cE3c. Faculdade de Ciências. Universidade de Lisboa, Portugal. 3 pp.

  • Universidad de Extremadura (UEX); Finca Casablanca. 2019. Sistema Integrado de Gestión de Dehesa.- Area piloto L5 - Finca Casablanca. Acción C2 – Diseño de los Sistemas Integrados de Gestión de Dehesa. 13 pp.