Se encuentra usted aquí

Energía

Energía

Las actividades de producción y transporte de energía afrontan una serie de  impactos por efecto del cambio climático entre los que cabe citar una alteración del patrón estacional y anual de la demanda energética así como una variación en el mix de producción de energía eléctrica –con un peso menor de la hidrogeneración por disminución del recurso hídrico-.
 
Otros impactos previsibles en el sector son la modificación de la eficiencia de las plantas térmicas, nucleares y de cogeneración, unas mayores necesidades de refrigeración, una pérdida de la capacidad de transporte de las líneas de alto voltaje y daños en las infraestructuras energéticas causados por un aumento de fenómenos meteorológicos extremos.
 
Paralelamente a estos impactos se abren muchas oportunidades en el campo de la mejora e innovación de nuevas tecnologías más eficientes.

 

Tab_Horizontal