Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático en España

Se encuentra usted aquí

Adaptes pone de manifiesto la necesidad del trabajo conjunto entre España y Portugal para afrontar los retos de la adaptación al cambio climático

Miércoles, 9 Diciembre, 2020

Imagen contenido

Adaptes
  • Durante tres días, más de 90 ponentes han aportado su visión sobre el estado actual de la adaptación al cambio climático para la transferencia de conocimientos y buenas prácticas en cada temática entre España y Portugal y exponiendo también los retos a los que nos enfrentamos.
  • Más de 2.000 personas han seguido las diferentes retransmisiones a través de un innovador formato digital, que ha combinado emisión en abierto de las jornadas de apertura y cierre, las sesiones de trabajo y un espacio de cafetería virtual y networking.

Tras tres días de debates y sesiones temáticas en las que han participado 90 ponentes y más de 2.000 personas, la I Conferencia Ibérica para la Adaptación al Cambio Climático, Adaptes, ha marcado un hito en el camino de cooperación hispano-lusa para transferir y compartir conocimientos, experiencias y buenas prácticas para fortalecer la resiliencia climática en ambos países.

La conferencia se ha desarrollado en el marco del proyecto LIFE SHARA “Sensibilización y conocimiento para la adaptación al cambio climático”, cofinanciado por la Comisión Europea, cuyo objetivo último es contribuir a la mejora de la gobernanza de la adaptación al cambio climático en España y Portugal. Ha sido organizado por la Fundación Biodiversidad y  la Oficina Española de Cambio Climático, ambas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y la Agencia Portuguesa de Medio Ambiente.

UN EVENTO PARTICIPATIVO CON GRAN DIVERSIDAD DE PÚBLICO

Entre los participantes se ha dado un equilibrio de nacionalidades con un  43% de portugueses, un 48% de españoles y el resto de otras nacionalidades. A todos ellos les une la preocupación e interés por las cuestiones climáticas, con un perfil heterogéneo: un 38% de los participantes miembros de administraciones públicas, un 16% de representantes de universidades y centros educativos y un 14% de investigadores y de actores del sector privado.

Las 10 sesiones temáticas han contado con una media de 200 participantes y han recogido propuestas concretas para la adaptación al cambio climático en ámbitos tan diversos como ciudades, turismo, educación, salud, agua, agricultura, biodiversidad, costas, islas y reducción del riesgo de desastres.

De acuerdo a los datos de participación ha habido una especial preocupación y sensibilidad por la adaptación en el sector hidrológico, sesión en la que se congregaron más de 400 participantes; por la adaptación en el ámbito urbano, donde participaron más de 250 personas; y por la conservación de la biodiversidad frente al cambio climático con casi 300 participantes.

El formato propuesto, novedoso y adaptado a la situación excepcional en la que nos encontramos, ha permitido a través de distintas herramientas —encuestas en directo dinámicas de participación, redes sociales, plataforma de cafetería virtual y networking, etc.— superar la distancia física logrando un encuentro dinámico, participativo, cercano y abierto al debate.

REFLEXIONES PARA UN TRABAJO CONJUNTO

La vicepresidenta cuarta del gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, fue la encargada de inaugurar la Conferencia, junto con su homólogo portugués, João Pedro Matos Fernandes. Durante sus intervenciones, ambos destacaron la similitud en los retos a afrontar en ambos países y la importancia de profundizar en el trabajo conjunto. La vicepresidenta también destacó las soluciones basadas en la naturaleza como herramientas clave para reducir los riesgos asociados al cambio climático y para fortalecer las capacidades de adaptación.

Tras la inauguración comenzaron las 10 sesiones temáticas. Expertos de todos los niveles y de múltiples disciplinas han enriquecido con su participación esta parte de la conferencia y cuyas conclusiones se pudieron seguir en la sesión de clausura.

En la sesión dedicada a ciudades se ha insistido en la importancia de la visión local respecto a los fenómenos derivados del cambio climático y la necesidad de reforzar las infraestructuras verdes.

Se han tratado también los desafíos y soluciones del sector agrario para adaptarse al cambio climático, la importancia de la gestión de los recursos hídricos para el sector y la importancia de que ambos países desarrollen acciones coordinadas en este terreno. En la sesión sobre cambio climático y agua, se ha destacado la necesidad de entender el agua no solamente como recurso sino en su dimensión territorial y multifuncional y apostar por las soluciones basadas en la naturaleza para su gestión, este aspecto ha sido destacado en varias sesione temáticas.

En la sesión dedicada a los espacios costeros se ha abordado el retroceso y vigilancia de la línea de costa como uno de los mayores desafíos así como apostar por un modelo de gobernanza multinivel. Por otro lado, en el ámbito de salud se han puesto de manifiesto los riesgos alimentarios causados por las alteraciones climáticas.

La sesión de adaptación al cambio climático en las islas mediterráneas y macaronésicas destacó la necesidad de transversalizar la adaptación al cambio climático en las políticas sectoriales. Respecto a la importancia de la información, la educación y la capacitación en materia de cambio climático, se ha puesto de manifiesto la necesidad de impulsar la participación ciudadana, abarcando a todos los públicos, y de activar la formación específica de manera conjunta en educación ambiental para la adaptación al cambio climático.

En lo que a la reducción del riesgo de desastres y adaptación al cambio climático se refiere, se ha apostado por profundizar en la integración de los efectos del cambio climático en la planificación de los riesgos de inundación y de sequías, fenómenos a los que ambos países son muy vulnerables. En la sesión dedicada al turismo se ha destacado la importancia del turismo sostenible como clave para lograr convertir los desafíos en oportunidades. También se ha incidido en la apuesta del sector por la recuperación verde.

La última sesión temática, se ha centrado en el papel de la biodiversidad como protectora frente al cambio climático. Se ha expuesto en ella la necesidad de acelerar las medidas de adaptación para no perder servicios ecosistémicos e incrementar la y de contemplar los espacios naturales protegidos como espacios óptimos para desarrollar herramientas de adaptación. Todo ello en un escenario en el que el conocimiento científico sea la base de la toma de decisiones, buscando siempre la implicación de la ciudadanía, atendiendo especialmente a las jóvenes generaciones como motores de cambio.

Por último, en la sesión de clausura se estableció un debate, desde distintas visiones, sobre el papel de la adaptación y resiliencia climática para la transición ecológica y la reconstrucción verde; las necesidades y retos de la gobernanza para ser más eficaces frente al cambio climático y la importancia de conectar la toma de decisiones con los límites planetarios siendo conscientes de las limitaciones a las que nos enfrentamos. Fernando Valladares, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Cristina Monge, politóloga y asesora ejecutiva de ECODES; Joana Balsemão, consejera ejecutiva de Medio Ambiente y Ciudadanía del Municipio de Cascais, y Sofía Santos, especialista en financiación climática sostenible, participaron en este debate en el que también se han planteado desafíos y retos futuros y se ha abordado el papel del sector financiero para alcanzar los objetivos y adaptar nuestra economía a las alteraciones climáticas, así como la pérdida de biodiversidad o la contaminación como principales obstáculos para lograr esos objetivos.

Esta I Conferencia Ibérica de Adaptación al Cambio Climático, ha puesto de manifiesto por tanto la necesidad de adoptar medidas coordinadas entre ambos países para que la adaptación al cambio climático sea una oportunidad y una palanca que apoye la recuperación y la transformación tanto del momento presente como del futuro.