Se encuentra usted aquí

El cambio climático y los cultivos del secano toledano

Descripción: 
Existe consenso entre la comunidad científica internacional de que nos encontramos en un cambio climático sin precedentes, y que éste es originado por las actividades humanas. El cambio climático se sabe que afectará a la agricultura, ya que el aumento de las concentraciones globales de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, hace que los estomas de las plantas se estrechen, por lo que se reduce las perdidas de agua y mejora el rendimiento en el uso de ella. El aumento en las concentraciones de CO2 estimula la fotosíntesis y tendrá un efecto fertilizante en numerosos cultivos. El aumento de las temperaturas y sobre todo en los meses de primavera, disminuirán los daños por heladas de los cultivos arbóreos tradicionales de la provincia de Toledo, aunque también la subida de las temperaturas aumentara las pérdidas por evapotranspiración. También se espera que el clima se haga más variable que en la actualidad, esto provocara fluctuaciones en los rendimientos de los cultivos. En este trabajo se analiza la evolución de la meteorología y se contrasta con series largas de producción de cultivos herbáceos (cereales, heno de veza y girasol), y arbóreos (viña, olivar y pistachero), sometidos a diferentes manejos, rotaciones de cultivos, agricultura convencional, de conservación y ecológica, y con lo que se pretende obtener el posible efecto del cambio climático sobre los rendimientos de los cultivos extensivos del secano toledano, así como posibles alternativas a la nueva situación ambiental. Los datos climáticos y la mayoría de las series de producción de los cultivos se han tomado de la Finca experimental “La Higueruela”, Santa Olalla, Toledo. Los resultados confirman lo que se esperaba, que en los últimos años, han aumentado las temperaturas y la frecuencia de los años secos. En la temperatura, se ha notado principalmente en los valores mínimos de los meses de primavera, que son los causantes de los daños por heladas en la floración de algunos cultivos arbóreos, lo que ha permitido aumentar las producciones en la viña y poder desarrollar el cultivo del pistachero con viabilidad económica. En general, las producciones en los cultivos herbáceos, se aprecia un aumento de la inestabilidad en los rendimientos. En los monocultivos de cereal se observa una tendencia a la disminución de los rendimientos. La utilización del barbecho para paliar los efectos del aumento de la frecuencia de los años secos, no se aprecia diferencias en la tendencia de los rendimientos con respecto a otras rotaciones. La cebada se adapta mejor que el trigo, al cambio climático por sus menores necesidades hídricas. Los suelos arcillosos estabilizan más las producciones que los suelos franco-arenosos, aunque en los valores medios no se aprecien diferencias en los rendimientos. La agricultura de conservación (no laboreo), aunque con precipitaciones bajas es más productiva que la agricultura convencional con laboreo, en cambio es menos productiva cuando hay inestabilidad pluviométrica como ocurre en los últimos años. La agricultura ecológica, es más estable en los rendimientos que la agricultura con agroquímicos, utiliza el 50% menos de energía y energéticamente, es cuatro veces más eficiente.
Observaciones: 
Bibliografía.- Ponencia presentada en el II Congreso de Naturaleza de la Provincia de Toledo [Toledo, del 23 al 26 de septiembre de 2008]
Idioma de Publicación: 
Castellano
Año de publicación: 
2008
Descriptores / Palabras Clave: 
agricultura de secano, agricultura ecológica, cultivo de cereales, cultivo de la vid, olivares, pistacheros, heladas tardías, Finca La Higueruela, adaptación al cambio climático
Entidad / Organismo de publicación: 
CENTRO DE CIENCIAS MEDIOAMBIENTALES (CSIC)
Autor / Autores: 
Lacasta Dutoit
Carlos
Et Al: 
NO
Tipo de información: 
PublicacionesArtículo
Sectores a los que afecta: 
Sector agrícola
Áreas: 
Observaciones y evidencias
Ambito geográfico: 
CCAACastilla la ManchaToledoSanta Olalla