Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático en España

Se encuentra usted aquí

Sociedad

España es uno de los principales emisores de Gases Efecto Invernadero (GEI) y a la vez uno de los países con alta vulnerabilidad a los cambios en el clima.
La calidad medioambiental de Europa ha ido mejorando constantemente en las últimas décadas. No obstante, la contaminación atmosférica y el ruido siguen contribuyendo a enfermedades graves y muertes prematuras, especialmente en las zonas urbanas.
Mujeres y niñas han sufrido diversas formas de discriminación a lo largo de la historia, en la mayoría de sociedades y durante todas las etapas de la vida.
El Real Instituto Elcano ha elaborado una encuesta cuyo objetivo principal es analizar el apoyo ciudadano a los elementos, procesos e instrumentos de una ley climática que incluyese las mejores prácticas disponibles.

Proyecto ADAPTaRES: Adaptación al cambio climático en la Macaronesia a través del uso eficiente del agua y su Reutilización

Las islas de la Macaronesia[1] no son ajenas a los efectos del cambio climático, siendo muy vulnerables a sus consecuencias dada su particular situación geográfica, insularidad, lejanía del continente, fragmentación, dependencia exterior, escasez de recursos naturales, densidad demográfica, dependencia del sector turístico y gran biodiversidad.

Proyecto MASDUNAS. Restauración ambiental del sistema dunar de Maspalomas

Autor de la imagen: Miguel Ángel Peña Estévez/Fototeca CENEAM

 

El proyecto supone una experiencia piloto dirigida a buscar fórmulas adecuadas para frenar en lo posible el proceso de degradación ambiental que se ha producido durante los últimos 50 años en las dunas de Maspalomas, evitando la desaparición del campo de dunas móviles y conservando sus valores ambientales y su importancia como reclamo turístico.

Cobertura de riesgos extraordinarios derivables del cambio climático

El seguro resulta importante para adaptarse a los riesgos actuales y futuros del cambio climático y sus consecuencias (con frecuencia catástrofes naturales y fenómenos hidrometeorológicos extremos), que inciden directamente sobre la actividad del sector asegurador, que debe adoptar medidas para evaluar el cambio en los riesgos que debe asumir y buscar soluciones que permitan reducir daños y aumentar la resiliencia de la sociedad, aunque también tenga un papel fundamental en la mitigación del mismo.