Se encuentra usted aquí

Suelos y desertificación

Suelos y desertificación

Una parte importante de la superficie del territorio español está actualmente amenazada por procesos de desertificación y las proyecciones del cambio climático en nuestro país apuntan a una extensión e intensificación de dichos problemas de forma generalizada, especialmente en las zonas áridas y semiáridas.
 
Uno de los componentes esenciales de la fertilidad natural de los suelos es su contenido en carbono orgánico. Este contenido de carbono orgánico tiene relación directa con el cambio climático, ya que disminuye con el aumento de la temperatura (por cada aumento de temperatura de 1ºC, la pérdida de carbono orgánico en el suelo puede ser por término medio del 6-7%) y afecta de manera negativa a las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos, a la vez que genera emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo a aumentar el cambio climático.

 

Tab_Horizontal